#SEXUALIDAD

Sequedad vaginal ¿Qué hacer?

By Benuren

Aunque la sequedad vaginal se suele asociar a la menopausia, no es un problema exclusivo de esta etapa. Se calcula que más de la mitad de las mujeres que padecen este trastorno tienen menos de 50 años. En este post vamos a descubrir un poco más ¡Continúa leyendo!

 

Hay dos elementos que contribuyen a tener una buena salud vaginal: la flora y la mucosa. Cuando este equilibrio entre ambas se rompe por algunos motivos, como pueda ser tomar anticonceptivos hormonales, medicación hormonal, episodios fuertes de estrés o una infección vaginal, es cuando se produce la sequedad vaginal, es decir, la disminución del flujo vaginal y mala hidratación.

Los síntomas que van unidos a la sequedad vaginal son la sensación de quemazón en la zona genital, irritación, picores y sobre todo, dolor al mantener relaciones sexuales. Pero si ves que presentas alguno de estos síntomas no te preocupes, ¡tiene solución!.

¿Qué puedes hacer para tratar la sequedad vaginal?

Existen diferentes tratamientos sencillos y muy eficaces para acabar con este problema. Aunque algunos son de uso común y no requieren receta, siempre es más conveniente que sea el ginecólogo quien te aconseje, ya que la duración y la dosis deben ser individualizados en función de si los síntomas persisten y de su gravedad.

Tratamientos más habituales:

  • Cremas hidratantes:

Se fijan al epitelio o capa vaginal y, al retener el agua de la vagina, mantienen su hidratación. No tienen ninguna contraindicación y deben aplicarse, como mínimo, dos veces por semana.

  • Terapia hormonal local

Cuando las hidratantes no proporcionan suficiente alivio o la sequedad no remite, se puede recurrir a este tratamiento. Consiste en administrar dosis bajas de estrógenos locales, que se aplican directamente en la zona en forma de óvulos o crema mediante un aplicador. Mejora la respuesta lubricadora de la vagina y disminuye así la sequedad vaginal.

  • Lubricantes

Independientemente del tratamiento que sigas, puede que necesites una lubricación extra con base de agua o silicona durante las relaciones sexuales, para minimizar la fricción y la consiguiente irritación. Evita los lubricantes que contengan esencias o perfumes, ya que pueden ser irritantes, así como las vaselinas, porque pueden adherirse a la mucosa vaginal y alterarla, favoreciendo el desarrollo de hongos.

Consejos extra:

Además de con los tratamientos anteriores, puedes evitar la sequedad vaginal con las siguientes precauciones:

  • Bebe bastante agua a lo largo del día.
  • Evita tabaco y alcohol. 
  • Disfruta de una vida sexual plena. 
  • Usa jabones hipoalergénicos y que respeten el pH de la piel.

Esperamos que este post os haya ayudado a solucionar las dudas sobre la sequedad vaginal y cómo evitarla, sabemos que es un problema molesto y que nos hace sentir incómodas, además de influir en nuestra autoestima y hacer que nuestras relaciones íntimas no sean apetecibles.

Por ello, si sufres sequedad vaginal no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Contamos con expertos que te asesorarán y pondrán un tratamiento a tu problema para que nunca más te preocupes de ello. No sufras esto sola y busca tu centro BeNuren más cercano, ¡podemos ayudarte!

Descarga nuestro ebook

Sexo y Menospausia

BeNuren es comunidad

Únete a nuestras redes

facebook benuren twitter benuren instagram benuren youtube benuren

Consulta al especialista

Necesitas una consulta personalizada?

¿Qué opinas?

Únete a nuestra comunidad

slogan benuren
HECHO POR Y PARA MUJERES