#SEXUALIDAD
#SUELO PÉLVICO

¿Bolas chinas o los conos vaginales?

By Benuren

Seguro que ya has oído hablar de las bolas chinas y los conos vaginales, ¿Cuándo utilizar cada uno de ellos? Depende de lo que necesitamos y cuál sea nuestro objetivo, pero ambos se pueden usar de forma preventiva o de forma terapéutica, es decir, podemos trabajar con ellos para prevenir problemas de nuestro suelo pélvico o podemos solucionarlos una vez han aparecido. 

 

Pero como siempre decimos, es importante contar con asesoramiento de profesionales y especialistas en suelo pélvico, para utilizarlos correctamente. No siempre son recomendables este tipo de dispositivos, por ejemplo, estarían totalmente contraindicados en el caso de tener hipertonía de suelo pélvico.

 

No hay que olvidar lo fundamental que es nuestro periné ya que cumple funciones muy importantes para nuestra vida cotidiana y para nuestro bienestar, como el control de esfínteres, el sostén de los órganos pélvicos (vejiga, uretra, vagina, útero y el recto), la estabilidad de la columna vertebral y, por supuesto, es fundamental para nuestras relaciones sexuales.

 

¿Qué trabajan las bolas chinas y los conos vaginales? 

 

Lo ideal siempre es la prevención, antes de que tengamos algún síntoma como prolapsos, pérdida de orina, dolor… Hay que entrenar los músculos de nuestro periné, como se entrenan otros músculos en el gimnasio, y para ello las bolas chinas o los conos vaginales son ideales ya que trabajamos tanto las fibras de tipo I (lentas) como las de tipo II (rápidas), es decir, las que se mueven de forma involuntaria y voluntaria respectivamente.

 

El cono vaginal nos pueden servir para trabajar los músculos voluntarios, o fibras de tipo II, se colocan en la vagina y conscientemente hacemos contracciones para evitar que se desplace o se salga. Su uso nos proporciona un beneficio similar a los ejercicios de Kegel, es decir, nos ayuda a fortalecer la musculatura de nuestro suelo pélvico en los casos en que existe debilidad por cualquier causa.

 

Las bolas chinas tienen en su interior una bola más pequeña que con el movimiento produce una especie de vibración que estimula, de manera involuntaria, la contracción de las paredes vaginales trabajando las fibras involuntarias, tipo I. Con ellas se trabaja el tono de la musculatura, y ayudan a mejorar la irrigación sanguínea y, con ello, la lubricación, lo que influirá de manera positiva en tus relaciones sexuales y en la manera de disfrutarlas más intensamente.

 

La acción combinada de los dos dispositivos puede resultar muy beneficiosa porque trabajaría la mayor parte de las fibras que conforman el suelo pélvico y contribuiría a mejorar la fuerza y el tono muscular de la zona para prevenir la aparición de problemas futuros como prolapsos o pérdida involuntaria de orina en la mujer.

 

¿Cuándo están indicados? 

 

Las bolas chinas y los conos vaginales son ideales como terapia preventiva en determinadas circunstancias:

 

  1. Antes de un embarazo. Cuando planeas quedarte embarazada es interesante empezar a cuidar tu suelo pélvico ya que va a tener que soportar mucho peso extra y va a sufrir durante los meses de embarazo y durante el parto. Se pueden usar los dos, bolas y conos, combinados para mejorar el tono y la fuerza. 

  2. Tras el parto. Hay que tener cuidado porque los músculos han quedado debilitados y habría que esperar que pase la cuarentena. No sería conveniente usar dispositivos hasta que un profesional nos lo indique.

  3. Sobrepeso u obesidad. En este caso el suelo pélvico está cargando un peso que lo puede debilitar por lo que se podrían usar las bolas 

  4. Menopausia. En este momento la pérdida de orina en la mujer es habitual. La pérdida de hormonas puede provocar la debilidad de nuestro periné.

  5. Práctica de deportes de impacto o de carga de peso. Este tipo de deportes puede ocasionar la debilidad muscular.

  6. En caso de estreñimiento crónico. Ya que esto también debilita el periné.

  7. Cirugía genitourinaria o pélvica. Si has sufrido una operación a causa de un prolapso o una histerectomía.

  8. Sequedad vaginal tratamiento. Puede ser un tratamiento para aumento de flujo vaginal.

 

Y también son recomendables como complemento a un tratamiento de suelo pélvico cuando ya hay una patología como:

 

  1. Incontinencia urinaria de esfuerzo. Para fortalecer los músculos del periné y evitar tanto este tipo de incontinencia como el mixto.

  2. Incontinencia urinaria mixta. 

  3. Disfunciones sexuales. Las bolas chinas ayudan a la vascularización y la lubricación de la vagina.

  4. Atrofia vaginal tratamiento. Si existe atrofia, depende del grado, pueden ser recomendables las bolas chinas para ayudar a la vascularización y la lubricación. Pero no si hay dolor. En este caso es preferible consultar con nuestro ginecólogo o ginecóloga ya que el tratamiento vaginal de una atrofia grave puede desaconsejar el uso de las bolas chinas o puede hacer imposible su introducción.

 

Las bolas chinas son ideales para mejorar la zona íntima de la mujer, incrementar la irrigación, la lubricación y, por lo tanto, intensificar el placer sexual y darle un nuevo impulso a tu vida sexual. Y ¡pueden contribuir a tener orgasmos más intensos!

 

¿Cuándo están contraindicados? 

 

Tanto las bolas chinas como los conos vaginales están totalmente contraindicados en caso de hipertonía de suelo pélvico. En este caso lo que debemos conseguir es relajar nuestro periné, no fortalecerlo.

 

Tampoco hay que utilizar estos dispositivos durante el embarazo, ni durante el postparto la cuarentena, la menstruación, durante las relaciones sexuales, ante una infección, después de cirugía, cuando existe un prolapso y, como hemos señalado, si hay dolor porque eso puede indicar algún problema como contracturas.

 

¡OJO! Si nos pasamos entrenando podemos estresar a nuestro suelo pélvico y caer en una hipertonía o una contractura. Igual que si nos pasamos en el gimnasio. Así que todo en su justa medida y con supervisión médica.

 

Recomendaciones BeNuren:

 

Ante una situación de estrés o de debilidad de nuestro suelo pélvico debemos cuidarnos, es importante encontrar un poquito de tiempo para nosotras. Y si contamos con ayuda, mucho mejor.

 

Además de usar los dispositivos como bolas chinas o conos vaginales, que se pueden combinar con ejercicios de Kegel e hipopresivos, también existe una opción más tecnológica proporcionada por nuestro profesional ginecológico que se puede aplicar al bienestar de nuestro suelo pélvico: tratamiento láser vaginal de Diodo, o el Vaginal Training.

 

No debemos olvidar nuestro bienestar, las pérdidas de orina, la sequedad vaginal, el dolor, el no disfrutar de nuestras relaciones sexuales no son “normales”, tienen solución y hay muchos medios a tu alcance que puedes usar combinados o por separado.

 

 

¿Quieres fortalecer tu suelo pélvico? ¿Sábes lo importante que es cuidar de él? 

 

Te dejamos este ebook GRATIS donde descubrirás “La importancia de cuidar tu suelo pélvico”

DESCARGAR

Descarga nuestro ebook

Sexo y Menospausia

BeNuren es comunidad

Únete a nuestras redes

facebook benuren twitter benuren instagram benuren youtube benuren

Consulta al especialista

Necesitas una consulta personalizada?

¿Qué opinas?

Únete a nuestra comunidad

slogan benuren
HECHO POR Y PARA MUJERES