#HIGIENE ÍNTIMA

¿Tengo una infección vaginal?

By Benuren

 

¿Sientes picor al ir al baño hacer pis? ¿Notas mucho ardor o un olor raro en tu flujo? Puede que tengas una infección vaginal, conocida como vaginits o vulvovaginitis. Igual que una herida puede infectarse o podemos tener una infección en el tracto urinario, seguro que te suena más “infección de orina” muy común durante el embarazo, nuestra vagina también está expuesta a infecciones de organismos como bacterias, hongos o virus. ¡Sigue leyendo nuestro blog!

 

Te vamos a explicar los cuatro tipo de infecciones más comunes:

  • Clamidiasis, causada por la bacteria clamidia (Chlamydia trachomatis)

    Esta infección es asintomática, es decir, que no muestra signos de infección por lo que es difícil de detectar. Los signos más comunes los detectamos en nuestra flujo, que se vuelve más blanquecino y tiene un olor diferente, puede presentarse sangrados leves y algo de dolor.

    Te preguntarás ¿cómo se contrae esta silenciosa infección? Sencillo a través de relaciones sexuales, incluido el sexo oral, con una persona que ya tiene la infección. Para más inri, si estas embarazada puedes transmitir la infección al bebé durante el parto, de aquí que nos hagan tantos análisis de orina previos a dar a luz.

    Además de ser una infección silenciosa, también es reincidente, ya que si has tenido la infección y mediante tratamiento se ha eliminado, puedes volver a infectarse de nuevo. La mejor forma de evitar su contagio es mediante el uso de anticonceptivos como el preservativo.

    Si crees que puedes tener una infección por Chlamydia consulta a tu médico, ya que es importante tratarla porque en las mujeres puede ocasionar daños en los órganos reproductores y causar infertilidad.

     
  • Vaginosis bacteriana, desequilibrio entre las bacterias
    La vaginosis bacteriana se produce cuando en la vagina se da un desequilibrio entre las bacterias que contribuyen al buen funcionamiento del organismo y aquellas bacterias nocivas. Si sientes un dolor, picazón y tu flujo tiene un olor desagradable como a pescado, sobretodo durante la menstruación, deberías consultar a tu médico, puedes tener una infección. Igual que Clamidiasis, en muchas mujeres no se presentan síntomas y no buscan ayuda ni reciben tratamiento.

    Por norma general, el equilibrio entre estos dos tipos de bacterias suele ser estable, pero puede verse alterado si tomamos duchas vaginales o tenemos el vicio de fumar.

    Es importante tratar la infección ya que las mujeres que sufren Vaginosis bacteriana son más proclives a contagiarse por enfermedades de transmisión sexual (ETS) como herpes o clamidia. Además, si no la tratas puedes tener complicaciones durante el embarazo, como bajo peso del bebé o posibilidad de aborto.

     
  • Candidiasis vaginal, producida por el hongo Candida albicans
    Este hongo se encuentra de forma natural en nuestro organismo, pero cuando hay cambios en la acidez de la vagina el hongo se reproduce de forma masiva, provocando lo que conocemos como candidiasis.

    Por desgracia, esta es una de las infecciones más comunes en las mujeres y, a la vez, de las más incómodas, ya que producen una irritación muy fuerte a la hora de ir hacer pis. Además de este síntoma, detectarás si tienes candidiasis vaginal si notas que tu flujo tiene un tono blanquecino amarillento y es mucho más denso de lo habitual, casi cremoso.

    La proliferación de este hongo por cambios en la acidez de la vagina se produce, normalmente, si se presenta un ambiente cálido y húmedo, por ejemplo si nos mojamos y nos dejamos la ropa húmeda mucho tiempo. También, si usamos ropa demasiado ajustada, tejidos sintéticos o jabones muy agresivos o perfumados. Además, las mujeres que tienen un tratamiento con antibiótico, inmunodepresores o sufren diabetes tienen una tendencia mayor a sufrir candidiasis. Por último, los cambios hormonales, de ahí que durante el embarazo o con la llegada de la menopausia la mujer sufre más infecciones.

    Para evitar que este dichoso hongo se apodere de nuestra comodidad vaginal, te recomendamos que tomes probióticos vaginales, bajo prescripción médica, y cambies algunos hábitos en tu día a día. Pero sobretodo: una buena higiene vaginal.

     
  • Vaginitis tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual (ETS)
    Ocasionada por Trichomonas vaginalis, un parásito protozoario, es considerada una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Una enfermedad que, según los datos, afecta a   3.7 millones de personas en EE.UU. y entorno al 30% no presentan síntomas.

    Al ser una ETS su forma de contagio es a través de relaciones sexuales sin preservativo. Ya que se ha comprobado que el parásito no afecta otras partes del cuerpo como las manos o la boca.
    Si notas irritación leve e inflamación grave, ardor y picazón, dolor y molestia al orinar y un flujo de transparente y con un olor inusual, puede ser debido al Trichomonas vaginalis, aunque en ocasiones los signos no son evidentes hasta 28 días después del contagio.

    Es importante tratar esta infección, dado que las mujeres que la padecen son más proclives a sufrir otras ETS o transmitirselo a su pareja sexual. Además, si la mujer está embarazada tienen riesgos de tener un parto prematuro y los bebés infectados pueden presentar bajo peso al nacer.

    Es importante cuidar tu salud íntima, ya que las infecciones, además de ser muy molestas, pueden derivar en problemas más graves. No dudes en consultar con tu médico si notas algunos de los síntomas descritos. Además, hoy en día existen tratamientos con láser, no invasivo, para resolver problemas de infecciones vaginales como la candidiasis.
Descarga nuestro ebook

Sexo y Menospausia

BeNuren es comunidad

Únete a nuestras redes

facebook benuren twitter benuren instagram benuren youtube benuren

Consulta al especialista

Necesitas una consulta personalizada?

¿Qué opinas?

Únete a nuestra comunidad

slogan benuren
HECHO POR Y PARA MUJERES