“Nos llegan pacientes cada vez más jóvenes con problemas importantes de descensos vaginales e incontinencia de orina grave”. Estas son las palabras de la Dra. Esperanza Gadea, ginecóloga en el Hospital Molina del Segura de Murcia. Y es que, hoy en día, todavía no somos del todo conscientes del mundo que sostiene nuestro suelo pélvico. 

El suelo pélvico es la musculatura sobre la que se apoya nuestro aparato genital. Para que te hagas una idea, el suelo pélvico se ocupa de funciones muy importantes presentes en nuestro día a día: la micción, la defecación, las sexuales y las reproductivas.

Es por ello que es tan importante tener bien presente que debemos cuidar esta musculatura siempre ya que, si se debilita, puede provocar: incontinencia, prolapso genital, disfunciones sexuales o estreñimiento.

¿Por qué es tan importante el suelo pélvico para las mujeres?

Quizá esta sea de las primeras veces que estás oyendo hablar sobre el suelo pélvico y su importancia, sobre todo para la mujer, pero es importante que, tengas la edad que tengas, el suelo pélvico y su cuidado empiece a estar presente en tu día a día.

¿Por qué es tan importante el suelo pélvico para las mujeres? Aunque no lo creamos, el suelo pélvico nos permite disfrutar de diversas funciones que nos hacen la vida más cómoda y fácil:

El embarazo, el parto e incluso la menopausia pueden debilitar la musculatura de nuestro suelo pélvico. Aunque otros factores como la obesidad, el estreñimiento o los deportes de alto impacto, también pueden contribuir a su debilitación.

¿Cómo puedo entonces entrenar mi musculatura del suelo pélvico para que no se debilite? Los ejercicios de Kegel son un gran aliado a la hora de entrenar la musculatura del suelo pélvico siempre que se realicen de forma correcta, pero no son la única alternativa que existe hoy en día para tonificarlo y conocer con exactitud su estado.

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

El suelo pélvico cumple una función importantísima en la vida de la mujer, ya que le ayuda a sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor y, a su vez, cumple funciones que nos facilita el día a día como evitar que se produzcan escapes de orina. También es un músculo esencial en nuestra vida sexual, ya que ayuda a que las mujeres sientan un mayor grado de placer durante las relaciones sexuales al intensificar los orgasmos.

Pero, si no cuidamos de forma correcta la musculatura de nuestro suelo pélvico, puede debilitarse y, como consecuencia, algunos de nuestros órganos dejarán de funcionar de forma correcta debido a su desprendimiento.

¿Qué factores pueden debilitar el suelo pélvico?

  • El estreñimiento crónico. Si tenemos que hacer demasiada fuerza cuando queremos ir al baño, este puede traducirse en nuestro suelo pélvico como un impacto parecido, aunque en menor medida, que el que se experimenta durante el parto, cuando la mujer empuja durante las contracciones para que el bebé salga por el canal vaginal. Con estos pequeños impactos, si se realizan de forma constante, lo único que creamos es que el suelo pélvico se debilite.
  • El embarazo, parto y postparto. Durante el embarazo, nuestro suelo pélvico soporta un peso extra, el de nuestro bebé. Es por ello que necesita estar fuerte durante este período, para poder realizar una mejor sujeción. Durante el parte, el suelo pélvico sufre de forma diferente, ya que los impactos que se producen durante el pacto y el hecho de que se tenga que usar algún instrumentar para ayudar al bebé a salir, aumentan los riesgos de que el suelo pélvico se debilite.
  • La menopausia. En la menopausia trasladamos problemas que ya venían con anterioridad. Si nuestro suelo pélvico estaba en forma antes de la llegada de la menopausia, no tiene por qué ser muy diferente durante este período. Pero, si por el contrario, ya venía dañado, la falta de algunas hormonas y la sequedad que se produce durante este período afectan también a nuestro suelo pélvico.
  • Deportes de alto impacto. ¿Sabías que deportes como el running pueden aumentar el riesgo de sufrir incontinencia urinaria? Si este tipo de deporte no se realiza con conciencia y sabiendo en todo momento cómo contraer el suelo pélvico, este puede sufrir durante su práctica y llegar a debilitarse.

Estas son solo algunas de las razones principales por las que el suelo pélvico puede verse debilitado, pero existen algunas otras que también pueden afectar, como la obesidad, las malas posturas o llevar ropa muy ajustada en la zona abdominal.

¿Qué puedo hacer para fortalecer mi suelo pélvico?

Lo único que puedes hacer para fortalecer tu suelo pélvico es entrenarlo. Trabajándolo, evitarás que se debilite y ayudarás a que se mantenga fuerte a lo largo de tu vida. 

¿Cómo puedes entrenar tu suelo pélvico?

Lo puedes hacer a través de los Ejercicios Kegel, con las bolas chinas o con un tratamiento específico destinado al suelo pélvico: el Vaginal Training. Seguramente te estés preguntando en qué consiste este tratamiento innovador, ya que seguro que has oído hablar anteriormente de los Ejercicios Kegel o de las bolas chinas, pero el Vaginal Training no es solo un tratamiento, sino también una tecnología innovadora que te permitirá monitorizar si estás realizando de forma correcta las contracciones del suelo pélvico mientras realizas ejercicio o estás quieta.

Los beneficios de entrenar tu suelo pélvico son diversos, pero  estos son los más notables: 

  • Ayuda a prevenir y disminuir las pérdidas de orina que puede ocasionar un suelo pélvico debilitado.
  • Alcanzar orgasmos más intensos y duraderos durante las relaciones sexuales.
  • Mantener el suelo pélvico tonificado después del parto, ya que el peso de tu bebé puede debilitarlo.
  • Y, sobre todo, tener más seguridad en ti misma.

¿Cómo es el tratamiento con el Vaginal Training?

El tratamiento con Vaginal Training para fortalecer el suelo pélvico es un tratamiento no invasivo, que puedes realizarte en cualquier momento ya que no tiene ningún tipo de contraindicación ni complicación y no necesita una preparación previa para poder acceder a él.

Después de cada sesión, puedes continuar con tu vida sexual sin ningún problema, ya que no afecta para nada tu canal vaginal, por lo que podrás seguir haciendo vida normal sin ningún problema.

Las sesiones de vaginal Training tienen una duración aproximada de 30 minutos y consisten, sobre todo, en ayudarte a contraer el suelo pélvico de forma correcta con el fin de que lo ejercites de forma precisa y puedas trabajarlo bien, sin ir a ciegas.

A continuación te dejamos un pequeño vídeo en el que se explica cómo funciona el Vaginal training y donde podrás ver sus diferentes funciones:

Si quieres más información sobre esta tecnología y este tratamiento innovador, solo tienes que dejarnos tus dudas en el siguiente formulario y nosotros las resolveremos sin problema.

Vaginal Training

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat