Seguro que has oído hablar del láser vaginal y de cómo hoy en día ayuda a las mujeres a resolver diferentes patologías. Puede ser, incluso, que estés pensando en realizarte dicho tratamiento, pero que todavía necesites escuchar unas cuantas opiniones más acerca del láser vaginal.

En el post de hoy, te resolveremos todas las incógnitas que rodean al láser vaginal y hablaremos de cómo, este innovador tratamiento, puede ayudar a mejorar la salud íntima de la mujer.

¿Cómo funciona el láser vaginal?

Como bien hemos indicado anteriormente, el láser vaginal es una técnica innovadora que se utiliza en la actualidad para tratar diferentes patologías relacionadas con el tracto genitourinario.

Para poder aplicar el láser vaginal de forma correcta, primero se debe preparar dicha zona para el tratamiento. Una vez preparada, se introduce por la vagina una sonda similar a la que se utiliza para realizar las ecografías vaginales, pero con una ligera diferencia: el cabezal.

En el caso de la sonda de las ecografías vaginales, el cabezal de esta es de ultrasonidos, ya que se necesitará para realizar la ecografía. Sin embargo, en el caso del láser vaginal, el cabezal de la sonda es, precisamente, de láser de diodo.

¿Qué patologías trata el láser vaginal?

Estas son las patologías más frecuentes que suele tratar el láser vaginal:

  • La atrofia vulvovaginal, es decir, todo lo relacionado con la sequedad, el dolor durante las relaciones sexuales y la irritación.

  • La incontinencia urinaria de esfuerzo, que son todas aquellas pérdidas que se producen al toser, reír o al realizar ejercicio.

  • La hiperlaxitud vaginal. Esta patología suele producirse después del parto y consiste en la pérdida de la sensibilidad durante las relaciones sexuales.

¿A qué edad se aconseja realizar el tratamiento?

No existe una edad concreta para iniciar el tratamiento de láser vaginal, ya que este no depende de la edad de la mujer, sino de la patología que sufra, tenga la edad que tenga. El tratamiento de láser vaginal siempre irá prescrito por un ginecólogo y bajo precio diagnóstico.

Eso sí, a pesar de no haber una edad concreta para iniciar el tratamiento, se recomienda que se realice inmediatamente después del diagnóstico ginecológico, ya que, cuanto antes se inicie el tratamiento, más favorable será la regeneración celular.

¿El láser vaginal es un tratamiento doloroso?

Al contrario de lo que puedas estar pensando, el láser vaginal de diodo ni duele ni quema y es completamente respetuoso con el cuerpo.

No debes imaginarte la sensación del láser al depilar la piel, porque el láser de diodo vaginal no tiene nada que ver con el láser que se utiliza en los centros de belleza para la depilación de la piel.

¿Cuántas sesiones de láser vaginal son necesarias para tratar las diferentes patologías y cuál es la duración de cada sesión?

Las sesiones de láser vaginal varían en función de cada caso clínico, pero sí que se recomiendan una media mínima de 3 sesiones con una separación temporal de entre 4 a 5 semanas.

La duración de la sesión suele oscilar entre los 30 y los 45 minutos, teniendo siempre en cuenta el tiempo de preparación previa de la sesión. La aplicación del láser es de 10-15 minutos. 

Tras finalizar el tratamiento con éxito, se recomienda que se realice una sesión más después de un año con el fin de reforzarlo.

¿Cuánto tiempo se tarda en ver los resultados del tratamiento de láser vaginal?

Por norma general, se empiezan a percibir los resultados a partir de la primera sesión, aunque no es hasta la segunda que se empiezan a ver cambios notables. Esto se debe a que nuestro cuerpo tarda de media entre 20 y 25 días en generar colágeno tras la estimulación de los fibroblastos.

¿Se puede realizar el tratamiento de láser vaginal si estoy con el período?

Depende de la abundancia del sangrado. Si en ese momento tu sangrado es abundante, no se podrá realizar el tratamiento. Por el contrario, si el sangrado es leve, tan solo se deberá limpiar la zona y se podrá realizar el tratamiento de forma correcta, ya que el láser no interferirá en el período.

¿Y si llevo DIU?

El DIU no es incompatible con el láser vaginal, ya que este se aplica en las paredes vaginales y/o en la vulva y el DIU se encuentra situado en el interior del útero, por lo no existe contraindicación alguna.

Después del tratamiento, ¿cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales?

Para poder tener relaciones sexuales es conveniente esperar, por lo menos, 48-72 horas después de cada sesión, así le daremos a nuestro cuerpo el tiempo necesiario para que dicha zona se regenere de forma correcta y el tratamiento sea efectivo.

¿El láser vaginal puede tener alguna consecuencia negativa?

No te preocupes, el láser de diodo vaginal no tiene ninguna consecuencia negativa sobre tu cuerpo, ya que, de lo que se encarga, es de que tu cuerpo genere colágeno y elastina en la zona tratada.

Sin lugar a dudas, el tratamiento de láser de diodo vaginal es uno de los grandes avances en la ginecología actual, ya que ayuda a la mujer a tratar diferentes patologías que se generan en una de las zonas más importantes de su cuerpo: la vagina.

Si todavía necesitas más información acerca del láser de diodo vaginal o prefieres hablar con una asesora sin ningún compromiso, déjanos tus datos en el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Si ya has probado el láser de diodo vaginal, no dudes en compartir con nosotros tu opinión a través de un comentario para ayudar a todas aquellas mujeres que todavía tengan dudas sobre el tratamiento.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat