La menopausia no es ni más ni menos que una etapa en la vida de la mujer en la que, su cuerpo, deja de liberar hormonas de estrógeno y progesterona. Normalmente, este proceso suele venir acompañado de la pérdida de la menstruación, ya que son los ovarios los encargados de generar dichas hormonas.

La edad media en la que se da la menopausia en las mujeres en la actualidad ronda los 51, pero eso no descarta que se pueda dar antes o después, todo depende de la reserva ovárica de la mujer.

Se considera que la mujer ha alcanzado la menopausia cuando, durante un año completo, no ha tenido menstruación alguna. A pesar de ello, los síntomas que anuncian la llegada de la menopausia se dan con anterioridad y los más comunes son estos 7 de los que vamos a hablar a continuación.

  1. Cambio en la menstruación

Como ya habrás podido intuir por lo que hemos hablado con anterioridad, el período es una de las claves que determinan la llegada de la menopausia. Durante el tiempo en el que el cuerpo se aclimata a los nuevos cambios, la menstruación se volverá irregular.

Esto se debe a que, la menopausia, no es ni más ni menos que la pérdida de la ovulación de la mujer, que trae como consecuencia la disminución de las hormonas que los óvulos liberaban con anterioridad en cada menstruación.

  1. Pérdida de la lubricación

Junto con la disminución de las hormonas de estrógeno y progesterona, viene también la disminución de la lubricación de nuestro canal vaginal.

Esto no quiere decir que de repente no lubriquemos nada, esto es un error. Lo único que sucede es que nos cuesta más llegar al mismo nivel de lubricación que podíamos tener anteriormente, pero esto no quita que podamos alcanzar ese mismo nivel de lubricación, ya que hoy en día existen diversos productos y técnicas para devolver a la mujer la lubricación necesaria para mantener relaciones sexuales con penetración indoloras y placenteras.

  1. Sofocos

Los sofocos son los síntomas estrella que anuncian la llegada de la menopausia y se podrían describir como un calor repentino desde el pecho a la cabeza que puede hacernos sudar en cualquier momento, lugar y época del año en la que nos encontremos.

Pero cuidado, que sea el síntoma estrella que anuncia la llegada de la menopausia, no quiere decir que todas las mujeres lo padezcan. Es más, hay mujeres que nunca llegan a sentir sofocos durante esta etapa o que los han sufrido en raras ocasiones. Y es que, el cuerpo de cada mujer, es un mundo y vive la llegada de la menopausia de una manera totalmente diferente y única, que no se nos olvide.

  1. Dolor de cabeza

Es posible que empecemos a notar un mayor número de jaquecas y migrañas que antes. Es natural, ya que estas se producen por la bajada de hormonas de nuestro cuerpo.

Lo primero que deberíamos hacer en este caso, es ver si nuestros dolores de cabeza y jaquecas vienen asociadas al ciclo menstrual y, si es así, deberíamos hablar con un especialista si los dolores de cabeza se prolongan.

  1. Alteraciones en el sueño

Puede ser que nuestra higiene del sueño se vea perjudicada, principalmente por el tema de los sofocos, pero también puede deberse a otros factores relacionados con la menopausia.

Por eso, es importante que, si empezamos a notar que nos cuesta conciliar el sueño, debemos seguir ciertas pautas, como no beber cafeína por la noche, no utilizar dispositivos electrónicos en la cama o antes de irnos a dormir o realizar ejercicio físico.

Si, a pesar de ello, seguimos sin poder conciliar el sueño y vemos que nos sigue costando dormir por las noches, lo recomendable es hablar con un especialista.

  1. Palpitaciones cardíacas

¿Has notado últimamente que tu corazón se acelera o desacelera más de la cuenta? ¿Y que encima esto viene acompañado de sofocos?

Si nunca te había pasado antes, puede ser que sea un síntoma que esté anunciando la llegada de la menopausia.

Aún así, lo más recomendable siempre que se trate de problemas cardíacos, es hablar con un especialista del tema.

  1. Cambios en la piel

Con el anuncio de la llegada de la menopausia, empezaremos a notar cambios en nuestra piel: la sentiremos más seca, picores e, incluso, notaremos cómo disminuye su elasticidad.

Todo esto sucede debido a que, la cantidad de hormonas que segrega nuestro cuerpo, va disminuyendo progresivamente hasta la llegada de la menopausia.

 

Estos son los siete signos más comunes que anunciarán la llegada de la menopausia, pero, como hemos comentado anteriormente, cada cuerpo femenino es un mundo y a cada mujer la menopausia le afecta de una forma u otra, por eso, los signos de la llegada de esta pueden ser distintos a los que hemos nombrado aquí o, simplemente, ni siquiera tener ningún indicio.

Las señales más comunes que suelen tener todas las mujeres con respecto a la llegada de la menopausia es el flujo irregular y la pérdida de lubricación.

El flujo irregular es algo que no podemos cambiar y que depende, sobre todo, de nuestra reserva ovárica. Pero, para la pérdida de lubricación, sí que existen diferentes tratamientos más allá de los geles o lubricantes.

En BeNuren ponemos la tecnología a disposición de la mujer y de su salud íntima. Por eso, si notas pérdida de lubricación y esto te provoca dolor durante las relaciones sexuales u otras patologías, no dudes en ponerte en contacto con un profesional o, si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nuestras asesoras.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat