Durante la menopausia, notas cómo el cuerpo cambia, evoluciona, en definitiva, se producen cambios hormonales. Muchas mujeres combaten estos problemas de la piel como los granitos, el acné, puntos negros. 

La perimenopausia, comienza entre los 40 y 50 años y en esta etapa la producción de hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona baja, como consecuencia, la ovulación, sangrado menstrual puede volverse irregular. 

Te habrás preguntado por qué salen granos durante la menopausia y es que como los ovarios, también producen hormonas masculinas y sexuales femeninas o un exceso de hormonas masculinas durante la menopausia. 

El acné hormonal es un acné que está vinculado a cambios en las hormonas. El acné hormonal puede afectar a cualquier edad pero especialmente, en la menstruación y la menopausia. 

 

El acné hormonal puede estar causado por la afluencia de hormonas:

  • La menopausia.
  • Niveles altos de andrógenos. 
  • Menstruación.

Estos cambios hormonales que hemos mencionado pueden agravar los problemas del acné al aumentar: 

  • Las células de la piel están obstruidas en los folículos pilosos. 
  • La inflamación de la piel.
  • La producción de aceite en los poros.

Si presentas acné en la menopausia esto se debe a una caída en los niveles de estrógeno o un aumento en las hormonas andrógenas como la testosterona. 

Cómo prevenir el acné hormonal

Algunos alimentos pueden ayudar a prevenir el acné con una buena rutina alimenticia, por ello, los alimentos de origen vegetal con alto contenido de antioxidantes ayudan a reducir la inflamación y tener una piel más limpia. Los ácidos omega 3 como el marisco, aguacate, pescado azul, frutos secos… estos alimentos, disminuyen la inflamación de la piel. 

Hay alimentos que son perjudiciales para nuestra salud, salud de la piel y es por eso que debemos limitar su consumo:

  • Carnes rojas.
  • Productos lácteos.
  • Azúcar.

Además, tener una rutina de cuidado de la piel es fundamental para rebajar el acné o los posibles granitos que puedan salir por el rostro. Por eso, lavarnos la cara por la mañana y por la noche es fundamental si luego aplicamos cualquier producto adecuado para el tipo de piel que tengamos. Sin duda, usa protector solar para posibles manchas. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.