Muchas mujeres acuden a nuestros ginecólogos con muchas dudas sobre la labioplastia. Muchas de ellas porque no están bien informadas sobre el proceso y eso genera en ellas miedos e inseguridades a la hora de realizarse el tratamiento, incluso en algunos casos rechazo.

La labioplastia es una cirugía remodeladora cuyo principal objetivo es devolver a los labios menores de la mujer su aspecto y tamaños naturales. La intervención no dura más de 60 minutos.

¿En qué consiste la labioplastia?

La labioplastia puede realizarse de diferentes formas, a través de una cirugía convencional con una incisión en la zona de los labios menores, que retirará la parte sobrante de estos. Después de la incisión, el especialista encargado de realizar la cirugía la cerrará para que cicatrice.

La otra opción para realizarse la labioplastia, cada vez más frecuente en la actualidad, es a través de láser. Lo que permite esta técnica es que, a la vez que se retira la parte sobrante del labio menor de la mujer que se someta a la cirugía, se coagula la herida, lo que hace que sea necesario tener que cerrar la herida mediante otras técnicas médicas, siendo la intervención mucho más fácil y sencilla.

¿Qué ventajas tiene la labioplastia con Láser sobre la intervención quirúrgica tradicional?

Gracias a los grandes avances que ha tenido la tecnología en la resolución de patologías relacionadas con la salud íntima de la mujer, hoy en día podemos contar con un método innovador mediante el cual se pueden realizar intervenciones como la labioplastia de forma más precisa y evitando ciertas complicaciones que pueden surgir en la cirugía convencional.

Estas son las ventajas que los ginecólogos que trabajan con el Láser Ginecológico de BeNuren han reconocido que tiene la intervención de la labioplastia a través de esta técnica con respecto a la intervención quirúrgica tradicional:

  • Menor riesgo de infección gracias a que la paciente pasa menos tiempo en quirófano durante la intervención.
  • Gracias al láser, se produce una coagulación instantánea de la sangre de la herida, esto hace que el riesgo de hematomas sea mucho menor.
  • El postoperatorio es prácticamente inmediato, ya que la inflamación de la zona es mucho menor, haciendo que el dolor de este también sea mínimo.
  • Mejor resultado final gracias a que el corte se realiza con mayor precisión y la cicatrización es mucho más rápida.
  • Después de la intervención, la paciente puede abandonar la clínica por su propio pie sin ningún problema, evitando así cualquier tipo de hospitalización posterior a la intervención.

¿Cuál es el perfil de una mujer que se somete a una labioplastia?

La labioplastia es una operación que se realizan mujeres que sufren alteraciones morfológicas o de apariencia en sus labios inferiores. De esta forma, a través de la labioplastia, pueden corregir la apariencia de estos sin alterar su funcionalidad, adaptando el tratamiento a las necesidades de cada mujer.

Por lo tanto, a través de una labioplastia, se puede corregir la apariencia de los labios menores vaginales de una mujer a través de diferentes técnicas, en función del resultado final que se quiera obtener, ya que la labioplastia también permite aumentar y remodelar los labios mayores, rellenandolos con ácido hialurónico o tejido graso.

Estos son algunos de lo motivos más frecuentes por los cuales la mayoría de las mujeres han decidido someterse a una labioplastia:

  • Se les hace complicado mantener una higiene íntima correcta como consecuencia del tamaño de sus labios menores.
  • Sienten molestia cuando realizan algún deporte en el que tienen que pasar varias horas sentadas, como puede ser el ciclismo o la hípica.
  • Tienen molestias o dificultades a la hora de mantener relaciones sexuales.
  • Usar ropa íntima ajustada suele producirles irritaciones en la zona vulvar a la par que les genera incomodidad.

¿La labioplastia puede alterar la sensibilidad de la zona de los labios menores de la vagina?

La labioplastia no se lleva a cabo en zonas donde las terminaciones nerviosas o la sensibilidad está en las capas superficiales de la piel. Es decir, la labioplastia solo actúa en la zona de los labios menores de tu vagina, donde los nervios principales se encuentran en capas más profundas de la piel.

Por lo tanto, la labioplastia solo actúa en niveles superficiales de las capas de la piel de la vulva de la mujer. No vas a perder ningún tipo de sensibilidad en los labios ni en el clítoris ni en ninguna otra zona sensible ni erógena.

Si estás pensando en realizarte una labioplastia, puedes ponerte en contacto con uno de nuestros ginecólogos colaboradores más cercano para solicitar más información sobre el proceso y la intervención. 

Recuerda que en BeNuren cuentas siempre con la última tecnología dedicada única y exclusivamente a resolver las necesidades íntimas de la mujer.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat