Llámanos Gratis    900 649 166

He dado a luz, ¿y ahora qué?: la recuperación tras el parto

¿Ya eres mamá?, ¡enhorabuena!, después de la etapa del embarazo, seguro que estabas deseando tener a tu bebé en brazos, aunque tampoco olvidarás que ahora queda iniciar la recuperación tras el parto. Puesto que tu cuerpo ha de volver a la normalidad y tienes ganas de que algunas que otras molestias comiencen a desaparecer.

Seguro que te embarga una ola de emociones y de felicidad pero, también estarás agotada tanto física como mentalmente, cosa que es totalmente comprensible. 

Te habrás mirado en el espejo y te estarás preguntando si volverás a ser la que eras antes del embarazo o si, tras dar a luz, es normal que nuestro cuerpo no quede igual que estaba antes. Esto también es relativo a nuestro suelo pélvico, que tras un embarazo ha cambiado, nuestra vagina se encuentra mucho más laxa… Y soñamos con volver a la normalidad. No te preocupes, aquí te damos todas las claves.

Los cambios de tu cuerpo

Una vez has dado a luz, tu cuerpo experimenta una serie de cambios físicos. 

Los pechos están más sensibles y más dolorosos al tacto. Es posible que tus pechos se congestionen cuando comience a subir la leche y, además, que también sienta dolor en ellos.

En los días posteriores al parto, es bastante habitual sufrir de dificultad para hacer de vientre y que, a su vez, aparezcan hemorroides, que junto con las posibles cicatrices del parto y los dolores musculares provoque que cuando vayas al baño sea un poco doloroso.

Escalofríos y sofocos. Estás ante una nueva situación hormonal que requerirá de un determinado tiempo para adaptarse a ella.

Después del parto, es posible que tu útero siga sufriendo contracciones, las cuales notarás más durante la lactancia del bebé o si estás tomando alguna medicación contra el sangrado vaginal. También notarás que tus menstruaciones al principio serán más abundantes y, a menudo, con coágulos de sangre. No te preocupes, con el tiempo se irán aclarando y volviendo a su estado habitual.

La laxitud vaginal

Otro aspecto común después del parto es la laxitud vaginal. Durante el embarazo, tanto el peso del útero como las hormonas han podido debilitar el suelo pélvico así como la musculatura de la vagina. En el parto, además, se producen una serie de lesiones musculares provocadas por los esfuerzos realizados para expulsar el bebé.

Al principio, tanto la laxitud vaginal como la sequedad de la zona pueden interferir notablemente en las relaciones sexuales. Pero no te preocupes, tras abandonar la lactancia y al ir recuperando poco a poco tu ciclo menstrual, irás recuperando tus niveles de estrógenos, lo que provocará que tu vagina vaya recuperando poco a poco tanto su color como su lubricación.

Sin embargo, hay mujeres en las que esto no ocurre así y mantienen la vagina laxa durante un mayor tiempo, lo que les impide volver a la normalidad en las relaciones sexuales. Si estás en esta situación, no te preocupes, hay una solución para facilitar que todo vuelva a la normalidad, el vaginal training.

El tratamiento de BeNuren

Las nuevas tecnologías cada vez se están utilizando con mayor éxito en gran variedad de campos. Esto incluye, de forma más específica, el láser. Con este método y gracias a los avances, podremos tratar tu vagina tanto en el interior como en el exterior, lo que hará que recuperes el tensado vaginal, la lubricación habitual de la zona, un rejuvenecimiento así como mejorar el pH y que tu vagina vuelva a la normalidad.

Con esta nueva tecnología láser notarás, en muy poco tiempo, grandes mejoras que ayudarán a tratar patologías tales como la incontinencia urinaria, los hongos o las atrofias de los músculos de la zona, así como la relajación vaginal.

Vaginal training

En el proceso de recuperación tras el parto también es importante la realización correcta de los ejercicios de Kegel, con los que conseguirás reforzar tu suelo pélvico, aspecto clave en la recuperación post parto. Es importante realizarlos de una forma constante para que el tratamiento sea lo más eficaz posible, además de que debes estar asesorada por expertos del campo para realizar los ejercicios de manera correcta.

Cómo has podido ver, el parto es un momento maravilloso que te llenará de felicidad el resto de tu vida, pero los días y semanas posteriores al mismo notarás una gran variedad de cambios corporales con los que tendrás que aprender a convivir durante la recuperación después del parto. En BeNuren, estaremos encantados de ayudarte en la recuperación tras el parto con las mejores técnicas y el mejor trato, siempre buscando los mejores tratamientos para poder acortar en gran medida todos los problemas íntimos con los que te encuentres después de dar a luz a tu bebé. ¡Ven a conocernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Benuren
BeNuren intimate solutions

He leído y acepto la Política de Privacidad*.

SiConsiento recibir emails comerciales, así como compartir mis datos a empresas colaboradoras y franquiciados de la compañía, más información en Política de Privacidad*