Llámanos Gratis    900 649 166

Bolas chinas: realidades y mitos

Existen muchísimas teorías sobre el empleo de las conocidas bolas chinas. Que si valen para recuperar el suelo pélvico tras el parto, si son válidas como juguete sexual… Sin embargo, ¿qué hay de cierto en ellas? Si quieres saberlo todo sobre ellas, en el blog de BeNuren os contamos lo que debes saber: Bolas chinas: realidades y mitos.

El origen de estas famosas bolas, a pesar de lo que se cree debido a su nombre, es japónes. De hecho, su traducción literal sería “bolas de geisha”, ya que fueron inventadas por un emperador japonés con muchas concubinas. Las geishas las empleaban para fortalecer el suelo pélvico, ya que es una de sus funciones fundamentales: el fortalecimiento del suelo pélvico. Pero, ¿qué hay de cierto y de mito en el empleo de estas conocidas bolas?

Realidades sobre las bolas chinas

-Existe muchísima confusión acerca del empleo de las bolas chinas. Por ello, dependiendo de cuál sea el problema de la persona, es recomendable usar este u otro método para la recuperación del problema. Por ello, es recomendable siempre consultar con un experto previamente, y tener presente que su empleo no es milagroso: en algunos casos se debe recurrir a soluciones .

-Uno de los beneficios principales del uso de las bolas chinas es su función tensora. Es decir, al emplearlas ejercemos fuerza para mantenerlas, lo cual ejercita la musculatura de nuestra vagina y contribuye a tensarla, activando la circulación sanguínea en el área genital (por lo que se conseguiría, también, una mejor lubricación de la vagina y una mejora en el placer sexual), ayudando también a prevenir los riesgos de incontinencia urinaria (esas incómodas pérdidas de orina a las que tanto tememos las mujeres) y del descenso de los órganos en el futuro, nos cuenta el experto.

– ¿Sirven las bolas chinas para corregir patologías? Su uso exclusivo no corrige patologías, pero colaboran a tonificar la musculatura del suelo pélvico.

-¿Son válidas para recuperar el suelo pélvico tras el parto? Tras el parto, el estado de la vagina y el suelo pélvico suele ser bastante diferente al de su naturaleza. Con la laxitud que se produce tras el parto, muchas mujeres no son capaces de sostener las bolas chinas, por lo que su uso no sería eficaz para su recuperación.

Por ello, es necesario recuperar el suelo pélvico con el empleo de otros elementos, como pueden ser los conos, o tratamientos mucho más efectivos y rápidos, como el Vaginal Training de BeNuren. Una vez se ha producido esta recuperación, el empleo de las bolas chinas contribuirá a esa función tensora, a que vuelva a tener fuerza. Y aún así, existen muchos casos en los que el debilitamiento es tal, que es necesario el empleo de tratamientos más eficaces, como el Vaginal Trainning que ofrecemos en BeNuren.

Mitos sobre las bolas chinas

El uso de las bolas chinas es placentero: aunque hay mucho mito en torno al uso de las bolas chinas como un elemento placentero, lo cierto es que su función no es producir placer. Aunque algunas mujeres pueden sentirse estimuladas por la idea de llevarlas puestas, su empleo no produce placer físico. A pesar de ello, sí es cierto que su uso favorece una mejor lubricación y, por tanto, las relaciones sexuales pueden ser más placenteras.

Las puedes llevar para ir por la calle: no es recomendable. El uso de las bolas chinas debe aplicarse con cierto control, por lo que mejor usarlas en casa con calma durante un ratito que para caminar.

¿Te suenan algunas de estas afirmaciones? ¡Seguro que sí! Por tanto, si vas a usarlas, haz un buen uso de ellas, pero recuerda que no son la solución para según qué problemas. Para ello, confía en profesionales en soluciones íntimas integrales para la mujer como nosotros, BeNuren. ¡Hazlo por ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Benuren
BeNuren intimate solutions

Acepto los términos y condiciones.